A Cien Años de una Extraña Locura

January 3, 2017

En este 2017 se cumplen 100 años de la Revolución Popular Rusa que pondría a Lenin al poder

en desmedro del Zar Nicolás II marcando el fin de una de las dinastías más importantes de la historia de Europa. Un hombre clave (Para bien o para mal) en el detonar de la revolución fue Grigori Rasputín conocido popularmente como "El Monje Loco". 

Nacido en 1869 y asesinado un 30 de Diciembre de 1916. Hace tan sólo unos pocos días atrás se conmemoraba también el centenario de la muerte de uno de los personajes más enigmáticos que la historia tenga registro: ¿Demonio o Santo? será la pregunta que eternamente cernirá sobre su figura. Y es que en Rasputín la línea divisora entre lo sacro y lo demoníaco se entremezclan y confunden. Haciendo que cualquier juicio a priori se desvanezca en el misterio. 

Lo que es cierto e innegable tanto para aquella época como para los investigadores de la actualidad es que Rasputín poseía poderes especiales más allá de la comprensión ordinaria.

De origen humilde y marginal desde temprana edad Rasputín destacaba por su extraña personalidad. Su clarividencia y dones paranormales acompañados por un gran carisma y profunda sabiduría pronto lo llevaron de los estratos campesinos de la antigua Rusia a los rincones más íntimos del palacio de la Monarquía. Volviéndose en principal consejero de la Zarina Alejandra.

Poseedor de una mirada seductora, profunda e hipnótica. Pocas eran las mujeres que se resistían a sus encantos y magnetismo sexual. Su otra cara era la fama de amante insaciable, borracho y juerguista lo que generaba gran escándalo en todo San Petersburgo. Rasputín era un Hombre asiduo a las fiestas, el alcohol & las orgías. 

Tanto el Zar de Nicolás II como su devota esposa la Zarina Alejandra estaban al tanto de las andanzas y desventuras del monje. Sin embargo lo protegían con recelo sin reprochar su actuar. Y es que existía una poderosa y secreta razón Para que Rasputín contara con el favor de los Zares...

El pequeño Alexis único heredero al trono del zar padecía de una terrible enfermedad; Hemofilia. Ningún médico de la corte podía sanar los ataques que sufría el pequeño (Padecía de hemorragias internas ante el más mínimo golpe o rasguño) de hecho al día de hoy la ciencia médica se ve atada de manos ante el diagnóstico que aquejaba al pequeño Principe.

Sólo un hombre en el mundo podía aliviar esos ataques y brindar buena salud a Alexis. Ese hombre no era otro que Grigori Rasputín quién lo aliviaba de forma milagrosa sólo con el poder de la palabra.

 

Al día de hoy se especula de que forma Rasputín pudo haber sanado los cruentos ataques de la hemofilia. La única explicación científica es que lo hacía mediante la hipnosis. Lo cual a todas luces es una teoría insustancial y débil. No queda más que aceptar que Rasputín era poseedor de técnicas que al día de hoy nosotros aún desconocemos.

Un hombre con dos caras un demonio que cedía e incluso incentivaba las más obscenas tentaciones, pero a la vez con dones y sabiduría de santo. 

 

Vale recordar que al ser Alexis el único heredero al trono hacía que la situación fuera extremadamente delicada y un secreto de estado que se guardaba bajo 7 llaves.

Ni el pueblo ruso que ya comenzaba a mostrar su descontento con la monarquía, ni los enemigos extranjeros de la familia real: Austria y Alemania podían enterarse de que la salud del pequeño príncipe era frágil y que cualquier golpe por mínimo que fuera podría causar su muerte y el fin de la dinastía. Mantener el secreto se volvió un arma de doble filo ya que el pueblo ruso no comprendía el por qué de la presencia de Rasputín en el palacio. Más aún su ya conocida fama de pendenciero y vicioso hacía que su influencia sobre los Zares despertaba suspicacias, rumores y escándalos en todo el país.

El zar perdía la credibilidad y estima de su pueblo, al tiempo que estallaba la primera guerra mundial lo que pondría aún más en problemas su alicaído imperio. Curiosamente el mismo día del atentado al archiduque de Austria Franz Ferdinand (Lo que desató la 1era guerra mundial). Rasputín que en ese momento se encontraba en su lejana ciudad natal sufrió un intento de homicidio por parte de una mujer, una ex pareja del monje que con un cuchillo cortó violentamente el pecho y el estómago del monje. A miles de kilómetros de San Petersburgo un convaleciente Rasputín intentó advertir al zar del desastre que significaría entrar en la guerra:

"Una terrible nube de tormenta se cierne sobre Rusia. Desastre, dolor, sucia oscuridad y nada de luz. Un Océano de Lágrimas, no se pueden contar y tanta sangre. El desastre es grande, La miseria Infinita"

Para su desgracia el zar hizo oídos sordos de las advertencias escritas en la carta y se adentró en la batalla. El resultado: Millones de soldados rusos muertos en combate ante el implacable avance Alemán. El poder del zar se caía a pedazos y el pueblo ruso no resistiría por más tiempo su incompetencia. 

Pocos meses antes de que explotara la revuelta popular Rasputín fue asesinado.

Su muerte fue tan misteriosa y extraña como su vida entera. 

Miembros de la alta oligarquía cansados de la influencia del monje sobre los Zares y ante el creciente descontento popular llevaron acabo un plan para asesinarlo. 

Para ello pusieron cianuro en su comida, la dosis de veneno era tan alta  que fácilmente podía acabar con varios hombres a la vez.  Sin embargo Rasputín continuó disfrutando del banquete durante horas sin mostrar el más mínimo síntoma de dolor. Su atacante el príncipe Félix Yusúpov impaciente y sorprendido decidió dejar de lado las sutilezas y disparó a quema ropa en la cabeza impactando de lleno en la nuca del monje. 

Rasputín volvió a levantarse y con fuerza sobrenatural intentó atacar a su victimario, este anonadado ante la situación fue velozmente en busca de la ayuda de sus cómplices que aguardaban en otra habitación del palacio. Entre los 3 persiguieron a Rasputín quien había escapado a duras penas por el jardín. 3 disparos más, 3 certeros impactos en la espalda provocaron la caída del monje. 

Los Asesinos decidieron lanzar su cuerpo al río el cual fue encontrado 3 días más tarde. 

Increíblemente los estudios mostraron que Rasputín se debatió por largas horas tratando de nadar hacía la orilla para finalmente morir ahogado al amanecer. Una última profecía dirigida al zar fue encontrada entre sus escritos:

 

"Si soy asesinado por mis hermanos, los campesinos rusos. No tiene nada que temer.

Pero si son sus relaciones quienes causen mi muerte, nadie en su familia permanecerá vivo durante más de 2 años. Todos serán asesinados por el pueblo ruso"

 

Apenas 3 meses después de la misiva se encendió sin retorno la revolución popular Rusa. Toda la realeza murió en manos del pueblo incluyendo al pequeño Alexis. En pocos días Lenin asumiría el poder transformándose en una de la figuras más importantes e influyentes del siglo XX.

Please reload

November 14, 2019

November 13, 2019

October 17, 2019

October 11, 2019

September 18, 2019

September 12, 2019

August 20, 2019

August 14, 2019

August 12, 2019

June 26, 2019

June 20, 2019

June 19, 2019

May 31, 2019

May 22, 2019

May 8, 2019

May 1, 2019

April 30, 2019

March 20, 2019

March 7, 2019

November 5, 2018

October 29, 2018

October 3, 2018

September 6, 2018

September 3, 2018

August 4, 2018

July 18, 2018

July 17, 2018

July 16, 2018

July 16, 2018

July 10, 2018

June 27, 2018

June 25, 2018

June 14, 2018

May 15, 2018

March 26, 2018

March 13, 2018

Please reload

Buenos Aires

© 2019 Revista Iliáster.