Lo Que el Silencio No Pudo Callar. (El Arte de Gisele Jasmín)

October 18, 2016

La violencia de género es un tema al que siempre es necesario volver. No hace falta que el calendario marque una fecha conmemorativa o esperar a un encuentro o a una marcha anual.

Hoy también, como cualquier día es un momento oportuno e idóneo para volver a hablar y reflexionar sobre este tema. Desde Revista Iliáster buscamos abordar la cuestión lejos de las dicotomías y caricaturas de los medios hegemónicos. Aquí no hay soluciones definitivas, ni argumentos irrefutables. Sino visiones honestas, experiencias, sentimientos. Coincidencias y desacuerdos. Una mirada abierta a una artista llamada Gisele Jasmín su búsqueda y su lucha.

Revista Iliáster (RI) : ¿Cómo llegó el arte a tu vida?_

 

Gigi (G) : Desde chica... Empecé con un taller de cerámica cerca de mi casa, además siempre estaba dibujando, participaba en el colegio de concursos de dibujo y pintura. ¡Me encantaba!

Después en el secundario participé de una propuesta que era hacer "La pintura más larga del mundo" y que llegó a los Records Guinness. Era un lienzo de muchos kilómetros con pinturas de todos los chicos de la escuela. Siempre me gustó el arte, la fotografía, la pintura. Pero no lo veía como un medio para vivir.

 

Opté por estudiar diseño, pero ahí me di cuenta de que era todo relacionado con el dibujo técnico y cosas que no tenían que ver conmigo. Así que por recomendación de una persona llegué a la facultad de arte del IUNA y ahí encontré mi lugar.

RI: ¿Y en que disciplina te sientes más a gusto?_

 

G: La verdad es que siempre estoy buscando y probando cosas, comencé con el arte textil, luego la instalación... Siempre hay cosas nuevas por descubrir.  Últimamente estoy muy interesada en el diálogo con el objeto y en ensamblar las diferentes disciplinas.

RI: Si bien apenas uno ve tus obras entiende que la violencia de género es el eje principal de tu arte. Me gustaría que me contarás un poco más, desde tu experiencia personal, como vives y ves esta cuestión._

 

G: Trabajando como docente del plan "FinES" (Plan Nacional de Finalización de Estudios Para Jóvenes & Adultos) Dentro de ese programa había un grupo de chicas "Ellas Hacen" que son mujeres solas con hijos. Charlando con estas alumnas descubrimos situaciones de violencia en común que vivíamos por ser mujeres, que van más allá de cualquier clase social o del lugar del mundo del que vengas.

Si bien es cierto que todos vivimos situaciones de violencia, siendo hombre o mujer.

Es un tema muy marcado en la mujeres​ y el mayor problema es la naturalización de esta violencia, naturalización que se debe a la tradicional y aceptada desigualdad de las mujeres frente a los hombres...

G: Ellas me contaron sus historias y ahí nació en mi la necesidad de hacer obras que no fueran sólo para contemplar. Necesitaba decir algo, transmitir un mensaje, que mi obra sirva para algo.

De alguna forma combinar mi lado docente con el de artista. 

Que  mi arte tenga un fin, que no sea solamente bello. De hecho mis obras no destacan por ser estéticamente bellas. Lo que me gusta es que haya una reflexión en el espectador. 

 

RI: ¿Y en esa búsqueda cuál es el tratamiento que le das a los materiales, texturas y colores, para que articulen también ese mensaje?

 

G: La principal característica de mi obra es la palabra. En mi obra es fundamental la palabra. Yo trabajo principalmente con la violencia psicológica, esa que no es tan fácil de ver. Que no deja marcas visibles

Como artista me siento muy comprometida socialmente con la transmisión de este tema, de crear conciencia, para que las mujeres que están pasando por esto abran los ojos, se sientan identificadas y puedan reconocerlo. Hay muchas campañas sobre la violencia física, pero casi no se habla de esta violencia.

 

También muchas situaciones, en general en el ámbito doméstico que se cree que son normales, que al no haber golpes ni marcas no hay violencia y no es así. Esta violencia es invisible, no hay marcas que se vean, no hay golpes ni moretones a la vista, este dolor se lleva por dentro, es muy difícil de percibir, pero existe y hace mucho daño.

En una de mis obras de "Los Pañuelos", trabajé con el blanco remitiendo al silencio, al vacío…

Son obras donde la tela representa también la piel, el alma y sobre ésta están marcadas, cocidas, rasgadas las palabras, los insultos. 

Por ejemplo en un pañuelo la palabra  “Agresión” la escribo con un objeto punzante, desgarro la tela y con eso voy realizando la palabra. Otro ejemplo es cuando plasmo la palabra “Silencio” la escribo con una silicona líquida translúcida que da un efecto como si fuera una lágrima.

El pañuelo es a la vez el único testigo de esa mujer que llora en silencio. El juego de blanco sobre blanco habla sobre esa violencia invisible. Es necesario acercarse para ver que está ahí.​_

 

Revista Iliáster:

La puerta ha sido abierta, apenas nos hemos asomado en un tema contingente & profundo como pocos. De ninguna forma esto es un punto final, sino más bien puntos suspensivos que abren a futuras entrevistas, a otras historias y visiones. Para (re)pensar, aprender, poder sumar y construir nuevas formas de ver, nuevas formas de convivir, de relacionarnos y vivir.

Dejando atrás aquellas formas obsoletas que siguen reprimiendo, asesinado y reduciéndonos.

Somos las nuevas mujeres y los nuevos hombres construyendo aquí & ahora un nuevo mundo... 

 

Para conocer más sobre la obra de Gisele Jasmín visita su Fanpage: www.facebook.com/giselejasmingabriel

 

Entrevista y Fotografía: Nicolás Lucociero.

 

 

 

Please reload

November 14, 2019

November 13, 2019

October 17, 2019

October 11, 2019

September 18, 2019

September 12, 2019

August 20, 2019

August 14, 2019

August 12, 2019

June 26, 2019

June 20, 2019

June 19, 2019

May 31, 2019

May 22, 2019

May 8, 2019

May 1, 2019

April 30, 2019

March 20, 2019

March 7, 2019

November 5, 2018

October 29, 2018

October 3, 2018

September 6, 2018

September 3, 2018

August 4, 2018

July 18, 2018

July 17, 2018

July 16, 2018

July 16, 2018

July 10, 2018

June 27, 2018

June 25, 2018

June 14, 2018

May 15, 2018

March 26, 2018

March 13, 2018

Please reload

Buenos Aires

© 2019 Revista Iliáster.